Las lentes de contacto no solo las utilizan las personas con algún defecto en la vista (como miopía o astigmatismo, por ejemplo), con el objetivo de corregirlo, sino que también pueden ser un accesorio de moda y utilizarse con un fin estético.

Bien sea para lucir unos ojos de color diferente a los naturales o para completar un look a juego con disfraces para Carnaval o Halloween, lo cierto es que este tipo de lentillas se han puesto muy de moda en los últimos años.

Pero, ¿pueden suponer un peligro para la salud de los ojos? La respuesta es sí, pero solo si se hace un mal uso de ellas. Algunos de los problemas más comunes derivados de un uso incorrecto son reacciones alérgicas, conjuntivitis o, incluso, erosiones en la córnea.

Te damos unos consejos para aprender a utilizarlas de forma segura:

  1. Visita al oftalmólogo para que realice una revisión de tus ojos y te diga si puedes utilizar, o no, lentillas de colores.
  2. No compres unas lentillas sin disponer antes de una prescripción médica. Los ojos son una zona muy delicada del cuerpo y no es conveniente introducir en ellos ningún agente extraño si no lo ha autorizado antes un médico.
  3. Asegúrate de que las lentillas que vayas a comprar cumplen con los estándares de calidad pertinentes.
  4. Cómpralas en una óptica. No te fíes de las lentillas que se venden en supermercados o tiendas no especializadas.
  5. Asegúrate de que las lentillas que escojas no afecten a tu visibilidad pues, en muchas ocasiones, son algo opacas o con dibujos, lo que impide ver con claridad.

Por tanto, puedes utilizar lentillas de colores si lo haces con responsabilidad, pero es recomendable que sea solo de forma ocasional. En cualquier caso, recuerda visitar siempre a tu médico para asegurarte de no correr ningún riesgo para tu salud.

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda