La higiene visual hace referencia a los cuidados necesarios que debemos seguir para cuidar nuestra vista y evitar que factores externos puedan dañarla. Se trata, por tanto, de prevenir enfermedades. Pero, ¿qué consejos debemos seguir para ello? Os dejamos algunas normas de higiene visual:

  • Revisiones. Es importante acudir de forma regular a revisiones optométricas si tienes algún problema en la vista (miopía, astigmatismo, etc.) para conocer su estado y evolución, y saber así si es necesario realizar alguna modificación en las gafas, en caso de usarlas. Si no tienes ninguna patología visual diagnosticada pero sientes cualquier tipo de problema en tu visión, acude a un especialista.
  • Ejercicio. Los ejercicios visuales pueden ayudar a mantener una vista sana y a prevenir enfermedades. Parpadear de forma continuada para lubricar los ojos, alternar la vista de un lado a otro o fijar la vista en un objeto lejano e ir acercándolo poco a poco con la mano son algunos de los que puedes practicar a diario.
  • Correcta iluminación. Tanto si trabajas con un ordenador como si vas a escribir a mano o si te dispones a leer, asegúrate de que haya una correcta iluminación, natural o artificial en la estancia.
  • Hacer descansos. Cuando estás mirando algo de cerca (una tarea en el ordenador o leyendo, por ejemplo), es recomendable hacer descansos cada media hora más o menos, cambiando el foco de la visión y mirando algo que esté lejos.
  • Postura correcta. Si trabajas con un ordenador deberás situar la pantalla justo frente a ti, haciendo que la parte superior del monitor quede ligeramente por debajo de tus ojos. A la hora de leer un libro, procura mover los ojos y no la cabeza. Y sitúa el libro a la altura de tus ojos, a una distancia de unos 30 centímetros.

Siguiendo estos consejos conseguirás cuidar tu vista y gozar de unos ojos sanos durante más tiempo.

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda