Si has empezado a utilizar lentillas hace poco ya sabrás que, si bien esta tarea no es complicada, sí requiere de algo de maña y de unas pequeñas nociones básicas. Una de las dudas que más surgen entre las personas que comienzan a llevar lentillas es si estas están puestas correctamente. ¿Cómo saberlo? Toma nota de estos consejos.

Molestias que indican que las lentillas están mal puestas

Es fácil identificar si están usando las lentillas al revés puesto que, si es así, estas no se adaptarán al ojo y se moverán o despegarán con facilidad. Por otro lado, sentirás molestias en el ojo, como si tuvieras arena o, incluso, puede provocar lagrimeo.

Si notas cualquiera de estos síntomas, saca la lentilla del ojo y aplica los siguientes trucos para asegurarte de que, esta vez, está en su posición correcta antes de introducirla en el ojo.

Pruebas para saber si las lentillas están bien puestas

Existen varias formas de comprobar que las lentillas están al derecho:

  1. Pon la lentilla en la yema de tu dedo y mírala de frente. Si los bordes miran hacia arriba y la lentilla tiene forma de “U”, estará bien puesta. Si, por el contrario, los bordes se giran hacia afuera dando a la lentilla una forma de “V”, estará del revés.
  2. Sitúa la lentilla entre dos dedos y apriétala suavemente en la zona de la base. Si puedes hacer esto con facilidad y los bordes se doblan hacia adentro estará bien colocada. Pero, si te cuesta hacerlo y los bordes se enrollan y miran hacia afuera, la lentilla estará del revés.

Las lentillas suelen doblarse y darse la vuelta con facilidad. Por tanto, no te preocupes si esto pasa pues, como hemos visto, es fácil de solucionar. Con la práctica, y a medida que las vayas utilizando, aprenderás a saber desde el primer momento si una lentilla está del derecho o del revés.

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda