La Orto K, ortoqueratología, es un tratamiento con lentillas que permite la corrección temporal de la miopía, hipermetropía o el astigmatismo.

Las lentillas Orto K se utilizan solo durante el sueño y consiguen corregir estos defectos refractivos sin necesidad de utilizar gafas o lentillas durante el día y sin necesidad de cirugía refractiva.

Para ello se utilizan unas lentillas específicas y personalizadas para cada paciente, las lentillas Orto K. Estas lentillas actúan modificando suavemente la curvatura de la córnea, moldeándola y corrigiendo el defecto refractivo de forma totalmente inapreciable por el paciente, ya que no provoca dolor ni ningún tipo de molestia. Tras unas horas con las lentillas Orto K, toda la noche, el ojo se ha adaptado a esta forma y es capaz de mantenerla durante el día, esto hace que podamos disfrutar de una visión nítida sin necesidad de gafas o lentes de contacto.  Para mejorar el confort del uso de estas lentillas es recomendable la utilización de lágrimas artificiales.

El efecto de las Orto K es totalmente reversible y nos permite gozar de gran libertad durante el día al no depender de lentillas correctoras o gafas. También ejerce un efecto preventivo en niños, ya que su uso previene el incremento de dioptrías en la miopía.

Pero, a pesar de sus muchas ventajas, el uso de lentillas Orto K, también tiene contraindicaciones. Además, como con cualquier tratamiento oftalmológico, la utilización de estas lentillas debe estar supervisada y controlada por el médico especialista.

Las lentillas Orto K, al igual que todas las lentes de contacto, requieren de un correcto procedimiento de mantenimiento, limpieza e higienización con la utilización de líquidos para lentillas adecuados; y los cuidados deben ser similares a otras lentes de contacto.

No debemos usar estas lentillas Orto K:

  • En caso de tener patologías inflamatorias del polo anterior del ojo; aquí se incluyen queratitis, conjuntivitis, blefaritis, uveítis e iritis.

  • Tampoco se recomienda el uso del tratamiento Orto K si existen alteraciones superficiales de la córnea, como sería el caso de úlceras, astigmatismos irregulares secundarios o cirugías corneales.

  • Si tenemos síndrome de ojo seco de nivel medio o severo no debemos usarlas.

  • En alteraciones ectásicas, como son el queratocono y el queratoglobo, las lentillas Orto K están contraindicadas.

  • Si hay enfermedades inflamatorias de los párpados o alteraciones de los movimientos palpebrales, por ejemplo ptosis, la caída del párpado superior o la rigidez del mismo.

  • Otras patologías de carácter evolutivo como las cataratas o el glaucoma.

Aunque la utilización de las lentillas Orto K es un procedimiento relativamente sencillo, es importante que conozcamos las contraindicaciones y posibles complicaciones que pueden aparecer asociadas a su uso.

0
    0
    Carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda